lunes, 23 de noviembre de 2009

5

En el pasado, la tristeza de la despedida. Por ejemplo, al salir de San Sebastián para París sabiendo que si regresara nada sería igual y que no sería igual aunque regresara. Esto se repitió en otros pueblos y con otras personas y años después no dolió y lo que dolía dejo de doler hasta en el recuerdo.